El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

› Fibrilación Auricular · Tratamiento y Curación

La Fibrilación Auricular (FA) es el tipo de arritmia más común y tiene como principal riesgo los episodios embólicos, que pueden ser muy graves.

La nueva Técnica miniMaze permite su inclusión como la primera opción de tratamiento por ser una cirugía muy eficaz, menos invasiva y muy segura. Está especialmente indicada a pacientes con otras patologías cardiacas que requieren intervención quirúrgica, pero no exclusivamente.

La cirugía cardiaca ataca de forma directa y eficaz la Fibrilación Auricular con un altísimo índice de éxito, que puede llegar al 98%, evitándose algunas de las complicaciones silenciosas de otras posibilidades terapéuticas. Mediante una única intervención el paciente recupera el ritmo normal del corazón erradicando la FA.

Ante el desconocimiento de esta técnica por gran parte de los pacientes y entre parte de la comunidad médica, se ha creado INFIBAR (Instituto Quirúrgico de Fibrilación Auricular), que parte con el objetivo de ofrecer y promover alternativas terapéuticas para la curación de la Fibrilación Auricular y otras patologías relacionadas con la arritmia cardiaca. Nace con un espíritu incluyente, que quiere contar con la colaboración de especialistas en cardiología, neurología y médicos de atención primaria.

Dr. Jiménez Ramos. Instituto de la Fibrilación Auricular.

Cerrar ventana

Embolia

Un trombo es un coágulo en el flujo sanguíneo que interrumpe la circulación de la sangre. Pasa a denominarse embolia cuando viaja a través del torrente sanguíneo, instalándose en otras partes del cuerpo. La embolia detiene el flujo sanguíneo dañando los tejidos y privándolos de oxígeno, pudiendo producir la muerte.

Las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir embolia son los pies, las piernas, el corazón, el cerebro, los pulmones, los riñones y los ojos.

cerrar ventana ›

Cerrar ventana

Técnica miniMaze

El procedimiento MiniMaze es la alternativa quirúrgica menos invasiva y segura para la curación de la Fibrilación Auricular. A diferencia de la denominada Técnica del laberinto o MAZE, esta técnica de última generación utiliza nuevas fuentes de energía para reconducir los estímulos eléctricos causantes de la arritmia: radiofrecuencia bipolar, microondas, crioablación y HIFU (ultrasonidos focalizados de alta energía).

La técnica no requiere paralizar el corazón ni circulación extracorpórea. Los avances en el instrumental quirúrgico han hecho posible que las incisiones en el tórax sean inferiores a los 10 cm, por lo que el riesgo de infección es mínimo. El tiempo de recuperación es mucho más corto que en otras técnicas más agresivas.

cerrar ventana ›

Cerrar ventana

Técnica del laberinto o MAZE

La técnica del laberinto o MAZE ha sido tradicionalmente el procedimiento quirúrgico más utilizado para curar la Fibrilación Auricular. Consiste en la reconducción de los estímulos eléctricos que causan la arritmia a través de incisiones precisas en las aurículas. Para ello es necesario paralizar el corazón y utilizar una máquina de circulación extracorpórea durante la intervención. Los riesgos de esta operación son elevados, sobre todo por la presencia de hemorragia postoperatoria, aunque su eficacia es muy alta, rondando el 100%.

El tratamiento quirúrgico de la FA ha evolucionado a lo largo del tiempo. En 1980 se desarrolló por primera vez la técnica de Aislamiento Auricular Izquierdo y en 1985 apareció la denominada técnica Corredor. Los inicios del MAZE datan de 1987. Cuatro años después, el MAZE III Gold Standard, antecedente del MiniMaze, lograría alcanzar un porcentaje de éxito superior al 97%.

cerrar ventana ›

Tel. 91 698 97 49  ·  E-Mail.